Desde la Universidad con la Beca apmÁfrica: Salimata Sawaogo

Salimata Sawaogo, una de las residentes en el orfanato que ahora cursa estudios universitarios, nos ha escrito una carta, en la que además de agradecernos nuestra ayuda, nos explica cómo es su vida en la Universidad. Aquí os ponemos la traducción de lo que nos cuenta.

“Existen muy pocas plazas de disponibles en las residencias de estudiantes, donde solo se paga una pequeña fianza. La mayoría de los alumnos tiene que procurarse por su cuenta la vivienda y todos los gastos asociados a esta. Como consecuencia son muchos los que, no teniendo una familia que pueda sufragar sus gastos, se dedican a otras actividades para poder  subsistir y acaban dejando los estudios.

Otro problema es la alimentación, el gobierno subvenciona la comida de los estudiantes mediante un sistema de comedores con unos tickets que se venden para ese fin. Las colas para comer son tan largas que es necesario organizarse en grupos para que, por turno, ya que se pierde clase, vaya uno cada vez a “coger sitio” en la larga cola de la comida.

Las clases se desarrollan con normalidad pero hay tal cantidad de alumnos que es necesario madrugar mucho para poder coger un pupitre en el aula. Como consecuencia de esto hay mucho fracaso escolar por la no asistencia a clase.

En lo que a mí respecta acabo de obtener un grado (licence) en letras modernas, y me he presentado con éxito a un examen de acceso a un instituto privado donde voy a estudiar Relaciones Públicas Internacionales. Este título es mi opción para encontrar un buen trabajo. El coste de estos estudios es de 500.000CFCA anuales, unos 764€.

No obstante la universidad no es solamente un mar de penas, disfrutamos de la solidaridad estudiantil que nos da fuerza y gozamos de la alegría de convivir viniendo todos de orígenes muy diferentes. El Campus nos forma y nos hace ver que cada uno puede ser muy afortunado a su manera.

No sabría terminar esta carta sin agradecerles la ayuda que nos prestan y que nos permite superar todas estas dificultades del universo estudiantil. Igualmente agradecemos a Sor Bernadette, nuestra madre, que remueve cielo y tierra todos los días gracias a la ayudan que Ustedes nos prestan”.

¡Enhorabuena Salimata! Estamos muy orgullosos de ti.

Salimata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s